tomar decisiones difíciles barajas T2

Tomar decisiones difíciles – Barajas T2

Aclaración antes de leer el relato: han sido muchas las personas, lugares y circunstancias que han inspirado este relato…pero esta canción está ligada a él de manera indisoluble. «Hotel California» de «The Eagles»

La última cosa que recuerdo es verle correr por la pasarela que cruza hacia la terminal número dos del aeropuerto de Barajas, pero en sentido opuesto.

La terminal dos, ese lugar de paso de sueños que vienen y que se van, de la emoción de volver a encontrarse , del desconcierto -o la ilusión- de tener que marchar…

Ése sitio en que los enredos más útiles se plastifican junto a la maleta y se dejan correr en la cinta, con rumbo a un avión, a surcar los cielos, como los pasajeros de la terminal dos del aeropuerto de Barajas.

De vez en cuando se ven pasar pilotos y azafatas por sus pasillos, se entremezclan sus figuras con el rodar de las maletas, vivas, agitadas y serenas a la vez. Aguardantes de su destino, extenuadas, o alegres de su llegada

Alguien se sienta en el banco de metal a esperar que llegue su hora de embarcar.

Entonces allí, sin haber llegado a facturar el equipaje que contiene sus sueños, la duda le envuelve y le aprieta.

Al final de la terminal dos se puede ver la luz del sol brillar y el despegar ruidoso de los aviones le recuerda a su libertad.

El corazón se le acelera, la mente se le ofusca: ha llegado el miedo.

Se levanta, arrastra su maleta y, conteniendo su angustia en la parte más profunda de su ser que le es posible, se encamina al mostrador de información con la esperanza de que quien haya allí sea capaz de trasmitirle cualquier otra cosa que no sea la duda que tiene a su cuerpo y a su mente sumidos en la desesperación ahora mismo.

Pero no es así.

Vuelve al banco de metal. Sus miedos y sus dudas le sumergen de nuevo en un vacío en el que dirimidos todos ellos alcanza una conclusión:

“Si cojo ese avión el resto de mi vida podría ser el cielo, o podría ser un infierno del que ya nunca podré salir”

Escucha esas voces a lo lejos, con sus acentos, sus ideas, sus olores, a veces agrios, a veces amargos, a veces dulces y amigables…

Allí, en la terminal dos, se le hace una cárcel de dudas con barrotes forjados en miedos y, en torno, sólo quedan las voces y el pánico.

Mira pasar con una mezcla de envidia y confusión a esas azafatas y pilotos que pasean rumbo a algún sitio y que no tienen nada que decidir en este viaje. Desearía que alguno de ellos fuera capaz de devolverle a tierra.

Entre todo el tumulto, en el ojo del huracán de confusión que devasta su razón hay una voz que le dice:

“Si está escrito que suceda, sucederá”

tomar decisiones difíciles frases

Y todos somos prisioneros de nuestras propias decisiones pero, de vez en cuando, alguien nos acerca esa llave que permite dar un paso hacia la libertad.

Entonces se levanta y echa a correr tan rápido como le es posible a su cuerpo, en realidad, su mente está volando.

La última cosa que recuerdo es verle correr por la pasarela que cruza hacia la terminal número dos del aeropuerto de Barajas, pero en sentido opuesto.

Dicen que cuando se toma la decisión de huir de un aeropuerto el tiempo corrobora que era la decisión adecuada…

Pero lo cierto es que en la huida quedan a las orillas del camino Grandes Esperanzas

Más relatos cortos de viajes pinchando o tocando esta imagen

cuentos y relatos de viajes